#YoSoyYVoyA

Sea quien sea, tiene el poder de reducir el impacto del cáncer para sí mismo, para las personas que ama y para el mundo.
Es hora de asumir un compromiso personal.

Una campaña de tres años para generar impacto

El día mundial contra el cáncer es una campaña construida para hacer eco, inspirar el cambio y movilizar acciones mucho después de ese día.

Una campaña de varios años ofrece la oportunidad de crear un impacto duradero a través del aumento de la exposición y el compromiso orientado al público, más oportunidades para crear conciencia mundial y acciones impulsadas por el impacto.

2021: juntos por nuestro futuro    

2021, el año definitivo de la campaña "Soy y voy a", nos muestra que nuestras acciones ejercen un impacto en todos los que nos rodean, dentro de nuestros barrios, comunidades y ciudades. Y, ahora más que nunca, el efecto de nuestros actos también trasciende fronteras y océanos. Este año es un recordatorio del poder imperecedero de la cooperación y la acción colectiva. Cuando optamos por unir nuestras fuerzas, podemos conseguir todo lo que deseemos: un mundo más sano y más próspero sin cáncer.

Cuando estamos juntos, todas nuestras acciones importan.

En el Día Mundial contra el Cáncer, ¿quién es usted y qué va a hacer?

 

Actuar

 

2020: el progreso es posible

2020 fue un año histórico en el que se conmemoraba el 20o aniversario del Día Mundial contra el Cáncer. Brindó la ocasión para echar la vista atrás y celebrar el progreso conseguido en el control del cáncer, además de suponer una clara oportunidad para mirar hacia el futuro, hacia la siguiente década y más allá. En 2020, vimos que nuestros seguidores y líderes de todo el mundo reflexionaban sobre las acciones valientes que se necesitan para acelerar aún más el progreso hacia un mundo sin cáncer.

 

 

 

2019: comprometidos a actuar

2019 encabezó la campaña de tres años "Soy y voy a", en la que se conminó a nuestros seguidores a que reflexionaran sobre lo que podían hacer para reducir el impacto del cáncer en ellos mismos, sus comunidades y el mundo en su conjunto. Esta nueva temática sirvió como un poderoso recordatorio de que, no importa quiénes seamos, todos tenemos un papel positivo e importante que jugar en la creación de un mundo sin cáncer.